Operativos dan duro golpe a fincas, hoteles y construcciones que se conectaban de manera irregular al acueducto costero

Operativos dan duro golpe a fincas, hoteles y construcciones que se conectaban de manera irregular al acueducto costero

Operativos dan duro golpe a fincas, hoteles y construcciones que se conectaban de manera irregular al acueducto costero

– Los habitantes de Chorrera, en el municipio de Juan de Acosta, son los principales damnificados con el delito, pues llegan a perder en el servicio siete litros de agua potable por segundo.

– Los trabajos de vigilancia se llevaron a cabo entre la Gobernación del Atlántico, Arcos, Triple A y la Policía Nacional con los que se intervinieron varios puntos donde se evidenciaron conexiones ilegales que desperdician la mitad del líquido que es bombeado.

– Los operativos se extenderán por todos los acueductos del departamento con el fin de optimizar la prestación del servicio y asegurar que el agua potable llegue a todos los atlanticenses.

Juan de Acosta, 15 de abril de 2020. Gobernación del Atlántico. – La Gobernación del Atlántico en un trabajo en conjunto con Triple A, el Acueducto Costero (ARCOS) y la Policía Nacional dio un duro golpe a fincas, hoteles y construcciones que se conectaban de manera fraudulenta a la línea que lleva agua potable a 18 mil habitantes del corregimiento Chorrera.
En los operativos se encontró una conexión que podría llevar el suministro a un barrio entero. El líquido exclusivo para el consumo humano era utilizado para riego, piscinas y actividades inadecuadas, además, su facturación que debía de ser comercial pasaba como domiciliaria.
“Venimos permanentemente trabajando junto a Triple A como de Aqsur para hacer corte de fraude y hacemos un llamado a la comunidad, toda el agua que hoy estamos recuperando es el agua que debe llegar a Chorrera en este ejemplo particular y no le está llegando a la gente”, aseguró la secretaria de Agua Potable, Lady Ospina.
Y añadió “hemos escuchado reiteradamente las quejas de la comunidad de que no llega el agua. Para poder darle agua a nuestra gente que está conectada al sistema costero se trae agua desde Barranquilla y requiere de seis bombeos desde la estación Delicias para llegar a toda nuestra comunidad.”
Las conexiones irregulares además de ser fraudulentas presentan fallas, lo que aumenta la perdida. Las autoridades calculan que el fraude se estima aproximadamente en 7lt/seg cada vez que bombean a la comunidad de Chorrera.
“Encontramos una sería de fraudes que nos impide que el agua llegué hasta la población, además de los fraudes, se generan unos desperdicios de agua bastante significativos y estaríamos hablando de la mitad de los volúmenes que se entregan en Chorrera” puntualizó el Ramiro Osorio, gerente de ARCOS.
Actualmente la Gobernación del Atlántico invierte 5.700 millones de pesos en el proyecto de independización de playas, que logrará que el consumo en la zona de playas no afecte los municipios altos del acueducto costero. Además, a estos esfuerzos se le suma los de la empresa Triple A, que trabaja en la instalación de 7 equipos de bombeo nuevos, con mayor capacidad, en la Estación Delicias y los tanques regionales desde donde se lleva agua a todo el sistema de acueducto Costero.
“Seguiremos trabajando de manera articulada en la realización de estos operativos para cuidar el recurso hídrico y garantizar la prestación de un servicio de calidad. En lo que va corrido de este año son más de 170 fraudes eliminados en los sistemas que atiende Triple A”, manifestó Alberto Polifroni, Gerente Comercial de Triple A.
Las personas que comentan en este delito, tipificado en el código penal, en su artículo 256 de la Ley 599 del 2000 que indica: que el que mediante cualquier mecanismo clandestino o alterando los sistemas de control o aparatos contadores, se apropie de energía eléctrica, agua, gas natural, o señal de telecomunicaciones, en perjuicio ajeno, incurrirá en prisión de dieciséis a setenta y dos meses y en multa de uno punto treinta y tres a ciento cincuenta salarios mínimos legales mensuales vigentes.
Además, el código de policía en su artículo 31, establece que modificar o alterar redes o instalaciones de servicios públicos, acarrea una sanción de 367.709 pesos.
Cabe resaltar que la Gobernación del Atlántico priorizó 200 mil millones de pesos en el Plan de Desarrollo, para la ejecución del programa Agua Para La Gente, que busca implementar 48 proyectos de acueducto, que permitirán llegar al 100 por ciento del cubrimiento del servicio de agua potable en el departamento.