Potabilización


Triple A suministra agua potable de
excelente calidad, garantizando salud
y bienestar a la población atendida.

El agua es un recurso natural que se encuentra en todas partes: en las nubes, en la nieve, en el mar, bajo tierra. Sin embargo, el agua –como se encuentra en la naturaleza– no debe ser utilizada directamente para el consumo humano. El hecho de que su curso ocurre por el suelo, la superficie de la tierra hace que el agua se contamine y se cargue de materias en suspensión o en solución, como por ejemplo partículas de arcilla, residuos vegetales, organismos vivos como bacterias, virus y parásitos, elementos y compuestos químicos. Por eso, para ser utilizada sin riesgo para la salud, requiere ser tratada o potabilizada.

Etapas de la potabilización del Agua

El Acueducto de Barranquilla capta el agua cruda del Río Magdalena a través de una bocatoma desde que la que se transporta a una laguna o dársena. De allí, el líquido pasa a dos estaciones de bombeo ubicadas, una en la dársena No. 2 y la otra en la No. l, al final de un conducto de agua, llamado Canal de Aducción. Desde su paso por la dársena, se inicia el proceso de clarificación del agua. Desde estas estaciones de bombeo impulsan el agua a las plantas de tratamiento a través de tuberías de conducción de gran diámetro.

2.

Coagulación – Floculación

Para remover los sólidos suspendidos, el agua debe ser sometida a varios procesos continuos que involucran mecanismos químicos y físicos.

El proceso de coagulación consiste en la adición de productos químicos coagulantes, que causan desestabilización de las partículas coloidales, produciendo partículas llamadas flóculos, reacción que se produce en fracciones de segundo y con una fuerte agitación.

Posteriormente, es adicionado –en lenta agitación– otro producto químico, un polímero, que actúa como floculante, el cual produce la agregación de los flóculos formando partículas de mayor peso y tamaño (macroflóculos).

3.

Sedimentación

El agua floculada pasa a las unidades de decantación o clarificación donde se registra la separación de los sólidos más densos. Estas unidades son estructuras físicas que se clasifican en decantadores de flujo horizontal, de flujo ascendente, de manto de lodos y de recirculación de lodos. En este punto del tratamiento del agua ha sido eliminado cerca del 75 por ciento de las impurezas biológicas e inorgánicas.

4.

Filtración

Posterior al proceso de clarificación se realiza la filtración del agua para eliminar las partículas que no pudieron ser removidas en la decantación. Para la filtración del agua se emplean filtros de arena con lechos de grava.

5.

Desinfección

El agua completamente transparente debe ser sometida al proceso de desinfección a fin de eliminar los microorganismos patógenos causantes de enfermedades, principalmente de tipo intestinal. La desinfección se realiza adicionando cloro gas al agua en la salida de las plantas, antes de llegar a los tanques de almacenamiento.

6.

Alineamiento, bombeo y distribución

El agua potable es almacenada en depósitos o tanques de almacenamiento desde donde es bombeada a la red de distribución y a otras estaciones de rebombeo. Hacen parte del sistema de distribución grandes tuberías de conducción, tuberías de distribución y redes domiciliarias que finalmente llevan el agua potable a los usuarios.

7.

Control de calidad

Para garantizar la calidad del agua suministrada por Triple A a la comunidad se dispone de una infraestructura de control que comprende: tecnología de monitoreo en línea de parámetros de la calidad del agua en captación, en proceso y en el agua tratada; así como de un centro de control para la operación y supervisión automática de los diferentes procesos.

El laboratorio ha sido acreditado bajo la norma 17025, con tecnología de gran confiabilidad que permite la realización de los análisis físicos, químicos y bacteriológicos que exige la legislación nacional sobre agua potable.